Trastorno del sueño


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 40 % de la población mundial padece alteraciones del sueño. El sueño es una función biológica de central importancia para la mayoría de los seres vivos, durante el cual se produce una diversidad de procesos biológicos, como la conservación de la energía, la regulación metabólica, la consolidación de la memoria, la eliminación de sustancias de desecho y la activación del sistema inmunológico, que permite restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigía.

Los trastornos del sueño son alteraciones que afectan la calidad y la cantidad del sueño. Sus causas son diversas, porque pueden estar asociados a la existencia de enfermedades metabólicas, cardiovasculares, genéticos, respiratorios y gastrointestinales, entre otras; a factores psicológicos, como estrés, ansiedad, depresión, problemas afectivos, preocupación y estrés postraumático; y al uso de medicamentos, como benzodiazepinas, ansiolíticos y antidepresivos. Influyen también factores ambientales, como iluminación, sonido y temperatura. Otros factores asociados se deben a los estilos de vida, en cuanto a alimentación, horarios, falta de ejercicio y consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y cafeína.

La OMS reconoce 88 tipos de trastornos del sueño. Algunos de los más comunes son insomnio, sonambulismo, apnea del sueño, síndrome del sueño insuficiente, terrores y pesadillas. Los síntomas difieren del tipo de trastorno; sin embargo, los síntomas generales son:

– Dificultad para iniciar y mantener el sueño

– Somnolencia diurna

– Cantidad y calidad insuficiente de sueño nocturno para mantener un adecuado estado de alerta durante el día

– Fuerte necesidad de tomar siestas durante el día

– Comportamientos inusuales durante el sueño

– Episodios de terror o pánico acompañados de movimientos bruscos

– Cambios en el horario del sueño

– Falta de concentración, bajo rendimiento

– Irritabilidad, ansiedad, depresión

Una mala calidad del sueño se convierte en un factor de riesgo para distintas enfermedades crónicas, alteraciones conductuales, psicológicas y fisiológicas a mediano y largo plazo. Como consecuencias, puede tener un efecto negativo en la energía, estado de ánimo, concentración, bajo desempeño en el trabajo, causar tensión en las relaciones, en la capacidad de desarrollar actividades diarias y en la salud general de las personas. Es necesario evaluar la cantidad y calidad de horas de sueño, identificar síntomas y valorar malos hábitos o conductas que ponen en riesgo la calidad de vida y la preservación de la salud.

La higiene del sueño se presenta como alternativa de prevención y tratamiento a diversos problemas del sueño. A continuación, se mencionan algunas medidas generales de higiene del sueño:

1- Dormir el número de horas recomendadas según la edad (6 a 8 horas)

2- Procurar dormir en ambientes favorables (luz apagada, cama confortable, temperatura, silencio)

3- Procurar levantarse y acostarse siempre a la misma hora, incluyendo fines de semana y vacaciones

4- Evitar dormir durante el día; si se da el caso, evitar exceder los 30 minutos

5- No realizar ejercicio vigoroso minutos antes de dormir

6- Evitar pensar en actividades del día u organizar y planear actividades futuras

mientras trata de dormir

7- Evitar permanecer en cama en actividades ajenas al sueño (estudiar, trabajar,

comer)

8- Evitar realizar actividades estimulantes (videojuegos, internet) antes de ir a la

cama

9- Evitar el consumo de sustancias como alcohol, cafeína, estimulantes (chocolate,

gaseosas), por lo menos 4 horas antes de dormir

10- Procurar estilos de vida saludable, como dieta balanceada y ejercicio diario

11- Realizar ejercicios de relajación y respiración

El diagnóstico y el tratamiento de los trastornos del sueño son procesos colaborativos que combinan la experiencia médica y psicológica. Identificar el trastorno de manera precisa y proporcionar un tratamiento adecuado pueden marcar la diferencia en la calidad de vida.

La IPS Comfenalco Santander cuenta con el servicio de psicología clínica. Para más información, puede escribir al correo citas@comfernalcosantander.com.co o comunicarse al PBX 6076577000, opción 1.

Por: Carolina Rodríguez Mantilla

Psicóloga, especialista en salud ocupacional

IPS Comfenalco Santander

Compartir:

Novedades Similares

Más de 20 líderes de talento humano de diferentes empresas de la región asistieron al ‘Desayuno con un Propósito’, organizado por la Agencia de Empleo de Comfenalco Santander, con el apoyo de la Universidad Santo Tomás, para analizar y conversar sobre el impacto económico de la gestión de la seguridad y salud en el trabajo.
Podría empezar una semblanza de Julio Florencio Cortázar Descotte diciendo que nació en Ixelles, Bélgica, el 26 de agosto de 1914, cuando iniciaba la I Guerra Mundial, o Gran Guerra, como se llamó en ese momento. ¿Quién imaginaría que la humanidad repetiría semejante atrocidad? Continúa leyendo este artículo
El sistema Linfático es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan la linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. Este sistema cumple una doble función: la depuración y la protección a través del sistema inmunológico. Continúa leyendo este artículo
Tan santandereana como el Cañón del Chicamocha, la quebrada Las Gachas o el parque Gallineral, así es Comfenalco Santander, la caja de compensación que durante 56 años de historia ha contribuido al bienestar de miles de familias y al desarrollo económico y social de esta región por medio de sus servicios.